Tú número es el...

11/4/10

Cuando empecé a creerlo ya era media verdad

y con la otra media,
cosí las grietas.

Decidí hacerme un remiendo de dos hilos
y ponerme un parche en la inocencia.

Desde entonces, vivo vacía de apegos
y cargada de afectos,

me sobran cuatro intentos de alejarme
y no sé quién fuiste si me acerco.


"Menos mal que la memoria de la flores
nunca recuerda dos inviernos"


Safe Creative #1004115964775

13 comentarios:

Esteban dijo...

Ni dos primaveras!! Un beso.

Cantares dijo...

Menos mal que existe el olvido.
Besos

Pere dijo...

Las flores de un día
no tienen afectos,
no tienen memoria.
Las flores de invierno
son como tu...
se acuerdan si te acercas
si las tocas, si las hieres.

Buenas noches Nuke.

Nube. dijo...

Mejor olvidar a quien no se lo merece...
Un abrazo de Nube.

Reysagrado dijo...

Olvidamos el dolor pero aprendemos de su recuerdo...

Y así es como nos inmunizamos ante él...

Besitos, Nuke:)

guillermo elt dijo...

En cambio, el árbol si tiene buena memoria y dura y perdura floreciendo año tras año, invierno tras invierno, helada tras halada, porque sabe que no todos los inviernos son iguales.

Besicos.

Genín dijo...

Es tan necesario el olvido, aunque también, muchas veces entristezca...
Besitos y salud

* C@p3rucilla Roj@ * dijo...

Bello poema, por muy doloroso que sea el olvido a vecés se hace inevitable. Me quedo con el siguente verso " entonces vivo vacía de apegos"; pero compesados por cariños. Eso es lo que te envio, un gustazo leerte.

Alís dijo...

Menos mal!!!

Un beso

Mery Larrinua dijo...

...muy sentido poema...
un abrazo

Oscar dijo...

Antes que nada, muy linda la música, Nuke. Yo te encontré, en la página de Daniela Rubio. Si lo deseas, entra a mi blog, de humor y ecología, y otro, llamado COSMOS, que es de un tema algo complejo, pero -quizas-te guste. Soy de Argentina.Ah..no me he fijado de dònde eres tu. Ahora me fijo. Un saludo sincero.

Gustavo Figueroa V. dijo...

"Desde entonces vivo vacía de apegos y cargada de afectos...". Qué lindo poema nos dejas en esta entrada. Ciertamente que estar vacío de apegos te puede hacer más libre y te da la oportunidad de llenarla de afectos que pueden convertirse en una parte substancial de tu felicidad. Ser feliz debe ser el derrotero de todo ser humano.
Felicidades y mis respetos.

Caco dijo...

"Menos mal que la memoria de la flores
nunca recuerda dos inviernos". Me ha encantado esa frase.

Un gran abrazo para ti Nuke, que aunque no me haga siempre presente, estoy atento a cada escrito tuyo.