Tú número es el...

22/11/09

"Mi mundo de garabatos"


Safe Creative #0911224948187


Cuando llegaba el invierno y las calles quedaban "huérfanas de niños", aparecía por mi casa "el hada de los pinceles y los lápices de colores"haciendo más llevadero el frío. A día de hoy, debe tener una especie de "contrato no verbal" conmigo, que la mantiene atada a esta estación del año, y, puntual como siempre, anda ahora haciendo de las suyas entre acuarelas y difuminos...


Un abrazo recién hecho a todos.

13/10/09

Uno aprende


Con los años a minimizar los problemas y darle el valor en su justa medida a las cosas.

De pronto con el paso del tiempo, aparece un verbo que pocas veces habíamos usado, (al menos en mi caso) : priorizar, y las cosas importantes que antes nos quitaban el sueño terminan siendo casi un juego de niños cuando por comparación pierden importancia.

¿Qué es bueno o qué es malo y comparado con qué? Todo podrá ser mejor o peor dependiendo del baremo con que midamos aquello que nos daña...

Hace muchos años tuve ocasión de trabajar con enfermos y esa fue una gran escuela. Ellos me enseñaron que de nada sirve rumiar dos veces el mismo problema o darle demasiadas vueltas a lo mismo. Al final la vida se lía y se deslía sin darnos cuenta de que ella ya tenía planes para nosotros y todo se "recoloca" de una forma u otra. Las cosas tienden siempre a la amabilidad, sopena nos empeñemos en el regocijo del victimismo y en que todo cuanto nos rodea es peor que el resto.

Todo depende de la vara de medir.



(Para Mónica)


25/2/09

Sólo aquello que se escapa a la razón se apropia de la razón



Todo aquello que no comprendemos, lo ignoramos.
Todo aquello que no aprobamos, lo reprochamos.
Todo aquello que nos queda grande, lo criticamos.

Si algún día nos conformásemos.......


"SABER PODARSE A TIEMPO"



Como un árbol: así somos, y así serán nuestros "ciclos".

De una semilla caída en la tierra naceremos un buen día, y no elegimos que árbol queremos ser. Unos serán encinas, chopos, álamos, higueras, palmeras....etc. Y con un poco de suerte si hemos caído en buena tierra y en la época del año adecuada, saldremos adelante.

Si no hay heladas en la infancia, que dañen los primeros brotes, pasados los primeros años serán fuertes ramas. Se llenaran de hojas, que a su vez traerán todo tipos de insectos, unas veces serán orugas, y otras veces mariposas. Estás traerán a su vez todo tipo de pájaros, que a su vez traerán depredadores, y así sucesivamente.

En nuestro caso será la vida la que se disfrace de jardinero y cuide del árbol. Cuidará de que el aire no rompa las ramas, de abonar la tierra si se necesita, de limpiarlo de malas hierbas alrededor....

Pero también se encargará de podarlo cuando sea preciso, y despojarlo de las ramas que se han convertido en un peso insoportable, y no le dejan crecer. La poda es necesaria para mantener el equilibrio, y él lo sabe bien.

Cortará las que impiden que las raíces sigan creciendo, y que siga perdiendo su fuerza aferrado a la idea de que debe seguir creciendo hacia arriba, sin darse cuenta de que su verdadera fuerza está justamente bajo sus pies, (en este caso bajo tierra).

Cuando eso ocurra y el jardinero pode cada rama innecesaria, de pronto dejará de dar cobijo a los que cómodamente se habían alojado a tomar la sombra, y que de pronto se han visto agraviados por la decisión del jardinero.

Para ellos su decisión, siempre será la mala. La peor decisión, ya que la seguridad de tener una sombra en la que refugiarse si llueve le ha sido arrebatada a golpe de serrucho. Ellos vivían bien sin esforzarse ni sacrificar nada.

En cambio, perdida ya tanta rama que no servía para nada, se hace la luz y lo inunda todo hasta casi cegarnos. La claridad con la que se ve el cielo puede apreciarse desde la raíz, y se empieza a tener consciencia de una nueva realidad.

Aparece ante nosotros un árbol nuevo, una vida nueva, un nuevo despertar. Poco a poco, vamos reconociendo aquel árbol que un día fuimos, y empezamos de nuevo, nuevas hojas, nuevas fuerzas renovadas, nuevos insectos y nuevas mariposas con sus respectivos pájaros vendrán a vernos de nuevo.

UNA VIDA NUEVA aparece al cortar las ramas,nuevos brotes harán de nosotros un ÁRBOL NUEVO. He ahí el secreto de saber podarse a tiempo antes de que la pesada copa nos tumbe al suelo, y termine por secarnos.


Dedicado especialmente a Alex. Gracias por confiar y por saber ver. Ya queda menos para la primavera.

22/2/09

El número once




Once pasos hasta llegar a ti.
Tan sólo once, y una eternidad para alejarme.
Un breve espacio de tiempo para verte
y toda una vida para olvidarte.

Si por un momento pudiera elegir
volvería a contar otra vez,
me quedaria a un paso del último:
siete, ocho, nueve y DIEZ.



Gracias Danny, por hacer posible que pusiera cuatro letras adornando esta maravillosa fotografía tuya.

Dedicado especialmente a
Natalia Astuácas.
Un placer compartirlo contigo.

15/2/09

4/2/09

Nunca me gustó dar consejos

Mi experiencia personal no le servirá a nadie, ni la experiencia de nadie me servirá a mi.
Cada historia es diferente y cada persona un mundo. Sin embargo amigo mio, te diré, que si algo sacas en claro después del chaparrón, es que debes guardar a buen recaudo un paraguas por si llueve,
y un as en la manga por si la partida se tuerce.


22/1/09

Empiezo a pensar en bohemio

Y siento el deseo de perder grandes ratos tumbada a la orilla de cualquier mar. Que me recoja el aire cuando quiera, ya no tengo prisa, la perdi toda hasta llegar aquí.
 
He metido en los bolsillos poca cosa: algo de locura con que alimentar el alma y algún recuerdo que echarme a la memoria caída la tarde. Regalé lo conseguido a quien no tenía bolsillos, de esa forma le ahorraré el dilema de elegir que llevarse cuando decida ser bohemio.




14/1/09

"Los zapatos del abuelo"

Corrían malos tiempos y el hambre hacia de las suyas cuando mi padre nació. Mis abuelos, haciendo algún sacrificio, pudieron calzarlo cuando empezó a caminar y guardaron sus zapatos hasta llegar aquí.

Mi querido viejo: aún conservan el recuerdo del buen camino y tus pasos que después fueron los míos, siguen dejando tu huella por donde quiera que voy.


--------------------------------------------

Mi viejo


Es un buen tipo mi viejo
que anda solo y esperando
tiene la tristeza larga
de tanto venir andando.

Yo lo miro desde lejos
pero somos tan distintos
es que crecio con el siglo
con tranvia y vino tinto....

Viejo mi querido viejo
ahora ya caminas lento
como perdonando el viento
yo soy tu sangre mi viejo
soy tu silencio y tu tiempo.....

El tiene los ojos buenos
y una figura pesada
la edad se le vino encima
sin carnaval, ni comparsa

Yo tengo los años nuevos
y mi padre los años viejos
el dolor lo lleva dentro
y tiene historia sin tiempo

Viejo, mi querido viejo
ahora ya caminas lento
como perdonando al viento
yo soy tu sangre mi viejo
soy tu silencio y tu tiempo
Yo soy tu sangre mi viejo.......
(Vicente Fernández)