Tú número es el...

13/10/09

Uno aprende


Con los años a minimizar los problemas y darle el valor en su justa medida a las cosas.

De pronto con el paso del tiempo, aparece un verbo que pocas veces habíamos usado, (al menos en mi caso) : priorizar, y las cosas importantes que antes nos quitaban el sueño terminan siendo casi un juego de niños cuando por comparación pierden importancia.

¿Qué es bueno o qué es malo y comparado con qué? Todo podrá ser mejor o peor dependiendo del baremo con que midamos aquello que nos daña...

Hace muchos años tuve ocasión de trabajar con enfermos y esa fue una gran escuela. Ellos me enseñaron que de nada sirve rumiar dos veces el mismo problema o darle demasiadas vueltas a lo mismo. Al final la vida se lía y se deslía sin darnos cuenta de que ella ya tenía planes para nosotros y todo se "recoloca" de una forma u otra. Las cosas tienden siempre a la amabilidad, sopena nos empeñemos en el regocijo del victimismo y en que todo cuanto nos rodea es peor que el resto.

Todo depende de la vara de medir.



(Para Mónica)


20 comentarios:

DIAVOLO dijo...

Un verbo fundamental en la vida: priorizar. Es más fácil aprender su significado que ponerlo en práctica, pero resulta tan útil y ahorra tantos problemas y disgustos innecesarios...

Un beso!!! (aquí las prioridades están claras, amiga) :))

Javier Martin Alvarado dijo...

Conocer... aprender... observar...
¿hay algo más?...

alma dijo...

Minimizar, simplificar...nunca magnificar.
Contigo, siempre reflexionándo.

Besote

Sensaciones dijo...

si es que no tiene desperdicio venir a visitarte, siempre aprendo algo nuevo...y me haces reflexionar que me hace bien...gracias!!

Un besazooo

Alfa dijo...

Es bueno aprender algo, aprender a desaprender que lo que creíamos importante a veces se vuelve vacío.
Que aquello que olvidamos era lo realmente importante.

Nos vemos
(creo que mañana escribo algo sobre eso de aprender a desaprender...es algo que me gusta mucho ;))
Nos vemos

morenito dijo...

Priorizar,
es una de las claves de la organización, y un antídoto al estres

guillermo elt dijo...

Qué o quién nos puede hacer daño... pues aquello o a quien le damos el poder para que nos lo haga.

Bueno, contando siempre que no somos perfectos ni de a.inox. :)

Si, estoy de acuerdo contigo.

Besicos.

Andrea dijo...

Bueno, la edad te trae sabiduría, algo de serenidad, aprendes que nada es tan bueno ni tan malo, todo se va 'recolocando', la vida es un barco que navega sin timonel a veces. Un abrazo nuke.

La Maga dijo...

Hay otro punto para discernir: Discriminar lo urgente de lo importante.

((... ... ...))

Un beso.

Carmelo Mesa dijo...

Estoy seguro que Mónica entenderá el mensaje que le mandas.
Creo que el problema es que no le damos valor a cada momento de nuestra vida y dejamos que se consuma en lo cotidiano.
Qué más milagros que vivir?
Saludos.

WHO dijo...

Gran verdad dices, pena que todavía muchas personas no la han encontrado, incluso se mueren sin descubrirla.
Si fuésemos de poner en orden y categorizar los asuntos en urgentes, importantes, secundarios y prescindibles, si fuésemos capaces de ello. la vida nos sonreiría más veces de las que ahora lo hace, malgastamos tiempo y fuerzas en asuntos inútiles (que son casi todos).
Un beso, Who.

Reysagrado dijo...

Odio actuar como víctima porque así sólo genero sufrimiento.

¿Cómo salir del vagón del pesimismo y el víctimismo?

Pensando en que cualquier mal es relativo, y priorizando (como tú bien dices) aquello que tenemos bueno, por poco que sea...

Muy didáctico tu Post, Nuke.

Un besazo.

Genín dijo...

No sabes cuanto me desagrada esa palabrita: Victimismo...
Sobre todo cuando es cierto que uno es victima y se lo llaman a uno con mala leche y en plan peyorativo...
Besos y salud

Caco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Caco dijo...

Priorizar es un verbo hermoso que permite recalcarnos muchas cosas.

Con el tiempo y las situaciones aprendemos, y a medida de los pasos nos vamos dando cuenta de que sin querer hemos aprendido a nadar desde lo profundo. No creo que todo pase para bien o para mal, pasa porque es la naturaleza de la misma vida, más allá de dualidades debemos respetar y dejar ir lo que no podemos retener (como un ejemplo, ante lo que expones. Porque es un tema que abarca un sinfín de anécdotas).

Un abrazo para tí, quedándome colgado en tu rincón con esa música tan hermosa.

David dijo...

Estoy a favor , de tu lado, en tu equipo.

Priorizar.
La importancia se la damos nosotros.
Y una vez se tome la decisión, pones rumbo a tu actitud día tras día..
Un beso.

Mª JOSE. dijo...

HACE TIEMPO QUE PONGO EN PRACTICA ESE VERBO...PERO TUVO QUE SUCEDER LO MALO PARA QUE ME DIERA CUENTA DE ELLO...SIEMPRE SE APRENDE CON LAS MALAS EXPERIENCIAS Y AL FINAL SABES QUE ,PRIORIZANDO SERAS FELIZ.
BESOS NUKE.MJ

Juan dijo...

Pues si, muy bien expresado ese sentir. Un besazo.

Luis G. dijo...

Cuando uno se empeña en ver las cosas distintas a la relidad, envuelto a veces en tinieblas, cada vez se hunde más. La vida es otra cosa, más fácil muchas veces en encontrar la solución positiva que hundirte en la negativa. Creo que hay que seguir sus pasos, no darle vueltas al asunto, ya que, con SERENIDAD, casi todo se resuelve.

Con mis cordiales saludos, Nuke.

Mariluz dijo...

Sabias palabras y aún más esa actitud de vida, amiga mía.
Esos granitos de arena que se nos escapan -por segundos- van moldeando nuestra impaciencia poniendo cada cosa en su sitio, como la vida misma...

beso amiga nukE